Inicio Nacional Deficiente planeación gubernamental pega a obra pública

Deficiente planeación gubernamental pega a obra pública

No es un secreto que en nuestro país existen deficiencias en la planeación de la construcción de obra pública, lo cual provoca baja calidad y rentabilidad económica y social, así como precios y tiempos más elevados de lo previsto.

Durante los últimos dos sexenios se han llevado a cabo obras que son un recordatorio constante de esa mala planeación. La Estela de Luz y la Línea 12 del Metro, así como más recientemente el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), Paso Exprés y Tren Toluca, nos recuerdan que los malos manejos en la obra pública no son exclusivos de un partido.

Más importante aún, la mala planeación afecta la eficiencia de la obra, pues no da el tiempo ni los recursos necesarios a las constructoras para realizar un trabajo adecuado desde el principio. En ocasiones, ni siquiera existen planos o el proyecto ejecutivo está incompleto, como en el caso del Paso Exprés, afectando la obra de manera integral.

Volviendo al impacto económico, la Estela de la Luz costó al erario mil 139 millones de pesos, es decir 300 por ciento más de lo previsto, y el plazo de ejecución llegó a 743 días (195 por ciento más de lo previsto). En el caso del NAIM, el costo tuvo un incremento de mil 383 millones de pesos, osea el 89 por ciento. Y las instituciones encargadas de vigilar el orden no han respondido.

Entre 2005 y 2013, por ejemplo, se subestimaron los ingresos aprobados de manera sistemática, y así se recibieron 2.19 billones de pesos de ingresos excedentes, que fueron asignados en un contexto de opacidad.

Hoy en día la situación no es diferente y la negligencia de los responsables va en aumento. Además del NAIM, el Tren Toluca, aumentó su presupuesto inicial y el progreso es lento; se contempló un costo de 41 mil 163 mdp y para enero de este año aumentó a 70 mil 976 mdp. El Tren transportaría a diario a alrededor de 230 mil pasajeros, pero todavía está pendiente definir el operador del mismo y las tarifas que se cobrarán… ¡Y ya van cinco años desde su inicio!

El Paso Exprés es otro caso de mala planeación en materia de obra pública. El costo de la obra ascendió de mil 274 mdp a 2 mil 213 mdp.

Esto pone en duda la calidad de la gestión pública y del manejo presupuestario de éstas y otras obras. Por supuesto, la solución de las instituciones es lavarse las manos culpando a otros, evadiendo su responsabilidad.

Los proyectos de inversión en infraestructura física tienen un peso considerable en el presupuesto de cada año, de ahí la importancia de resaltar los problemas que los aquejan: La mala planeación, proyectos ejecutivos inconclusos y un marco institucional deficiente para la ejecución de este gasto y su posterior evaluación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MAS LEIDOS

AMLO aplicaría facultad del Estado ante amparos vs. aeropuerto en Santa...

Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, adelantó que ante los amparos que se han interpuesto por la...