Meade niega su implicación en el caso Odebrecht

El candidato presidencial por el PRI, José Antonio Meade, negó la aprobación o contratación de algún negocio que lo vincule con Obdebrecht, cuando fue Secretario de Energía.

El proyecto Etileno XXI involucra a Braskem (filial de Odebrecht) y también a Idesa, empresa mexicana. Este proyecto le ha costado a Pemex más de mil 900 millones de pesos, según datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el fue aprobado en septiembre de 2009, firmado en 2010 y Meade asumió la Administración en enero de 2011.

Sin embargo, existe una copia del acto de sesión donde se demuestra el respaldo del exsecretario de Energía, una vez que “ya estaba aprobado un año antes”.

El equipo del candidato dijo que Meade, presidió una sesión del consejo de Administración De Pemex, pero se descartó que se haya dado el otorgamiento de Etileno XXI.

Si embargo, en esa sesión se advirtió que Pemex, se vería afectada tras impulsar un negocio privado como este de producción de polietileno, con una base de materias primas baratas y que se vendería la empresa petrolera, como dice el contrato, a las empresas privadas, que fue lo que ocurrió.

La ASF asegura que la pérdida del capital antes mencionado fue a causa del contrato señalado, puesto que este obliga a vender materia prima barata a la IP.

Se señala que Meade, no aprobó el contrato, sin embargo, tampoco se opuso ni lo sometieron a revisión por no considerarlo necesario. Además, en el acta se sostiene que dos consejeros advirtieron de las implicaciones que tenía el contrato para Pemex, sin que el caso hubiese sido discutido en el interior de Consejo.

Por lo que se presume que, en sentido estricto, Meade tiene razón y él no fue quién aprobó el contrato, sin embargo, no se tiene registro de que se haya pronunciado en contra.

Comments

comments