Meade aprobó contratos de Pemex con Braskem-Odebrecht

El actual candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, cumplió un importante papel en la trama que se armó en Pemex para favorecer a la firma Braskem, filial de Odebrecht, mediante un contrato amañado que se firmó en 2010 y que fue consultado por los integrantes de la Alianza Méxicoleaks, entre ellos Proceso, con motivo de esta investigación periodística. Meade ya era secretario de Energía cuando, en una sesión del consejo administrativo de Pemex –que él presidía como titular del ramo– dos consejeros señalaron el terrible daño que el trato implicaba para la empresa del Estado mexicano. Sin embargo, Meade desoyó las advertencias y avaló ese contrato, que ya causó daños por cerca de 2 mil millones de pesos.

Desde la presidencia del consejo de Administración de Pemex, José Antonio Meade Kuribreña ignoró las advertencias de tres consejeros y dio su aval al contrato de suministro de etano que actualmente y en los próximos 18 años obligará a la petrolera a comprar gas en el extranjero y venderlo con un precio menor a Braskem, la filial de la empresa brasileña Odebrecht que opera el complejo Etileno XXI.

Ese contrato desencadenó un desastre industrial en Pemex: tan sólo durante los primeros 10 meses de operación de Etileno XXI, la empresa petrolera perdió cerca de 2 mil millones de pesos y dejó sin etano a sus propias plantas procesadoras de etileno –que dejaban altos márgenes de rentabilidad– para favorecer a Odebrecht, so pena de pagar multas multimillonarias.

La Procuraduría General de la República afirma que sigue investigando el caso Odebrecht, pero dejó de informar sobre los avances de sus indagaciones a pesar de los señalamientos directos hacia Lozoya. En abril pasado la procuraduría se negó a entregar información sobre el caso al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), pues dijo que tiene el carácter de reservada.

Con información de Proceso.

Comments

comments