Los ataques: el verdadero ganador del debate

El pasado 12 de junio, se llevó a cabo el tercer y último debate presidencial de cara a las elecciones 2018, en Mérida, Yucatán. Ya era de esperarse la lluvia de descalificaciones e incluso insultos que fueron protagonizados por todos los candidatos, aunque por el independiente, en menor medida.

 

Los ataques brillaron por sí mismos, arrebatos y en ocasiones, caso omiso a los moderadores quiénes pedían mesura ante los comportamientos de los representantes los diferentes partidos y coaliciones.

 

Primero, los candidatos Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador, presentaron algunas propuestas referentes a sus respectivas coaliciones, no así José Antonio Meade, que antes de presentar las suyas, sacó una especie de portada de película con el título “La Gran Depresión” y con López Obrador en la portada, al tiempo que advirtió que el tabasqueño representa una “película que ya vieron 130 países”.

 

Con lo anterior haciendo alusión a un supuesto incremento del 30% a la pobreza que vendría si Andrés Manuel llega a la presidencia, pues según Meade, sólo creo 266 empleos al mes en su gestión como Jefe de Gobierno del otrora Distrito Federal. A lo que su contricante respondió que de ser así no tendría el respaldo de los capitalinos

 

En el turno de AMLO, señaló a los otros dos representantes de partidos de apoyar el aumento de la gasolina que ha llegado a niveles históricos, a lo que Anaya se defendió, “aquí está la votación para el incremento de la gasolina el 17 de octubre de 2013, yo fui uno de los que votamos en contra”, donde además Anaya, señaló a AMLO de nuevo de “mentiroso”, para lo que más tarde mostró fotografías del candidato de Morena con el ingeniero José María Rioboó, señalando su participación en la licitación de las pistas del NAIM.

 

Ante la negativa de AMLO, Anaya lo retó a declinar la candidatura si le presentaba las pruebas de su involucración en la adjudicación. Fue entonces que entró uno de los moderadores y les pidió mesura.

 

Después siguió la segunda parte del debate, cuando los opositores hablaron de la educación y la “necedad” del puntero de desaparecer la Reforma Educativa, además de que Meade hizo un llamado a no votar por AMLO, por representar “un verdadero peligro para el país”.

 

Meade, aprovechó para señalar que Anaya es el único candidato imputado por un delito. Anaya Cortés, respondió que cuando llegue a la presidencia enjuiciara y encarcelará a Peña Nieto y a los servidores que no hayan cumplido la ley, asegurando que encarcelará al representante del PRI de ser necesario.

 

Quien se mantuvo un poco al margen de las discusiones fue el independiente, Rodríguez Calderón, quien entre bromas, les incitó a hacer las pases y a que “se dieran un beso”, pues para él entre los tres han destruido al país, “la tercia maldita, los llamo yo”.

 

En esta ocasión no quedó claro del todo quién habría sido el ganador del debate, lo que sí es que ya no se volverán a ver las caras y esperarán que las urnas hagan su trabajo el próximo 1 de julio.

Comments

comments