Enojado, interrumpiendo y con evasiones responde Meade a cuestionamientos de corrupción

Enojado, interrumpiendo a sus entrevistadores con un “¡pérame, pérame!”, el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, perdió los estribos al ser cuestionado por la corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto, por su responsabilidad en La Estafa Maestra, así como por los casos de los exgobernadores priistas Javier y César Duarte y Roberto Borge.

“Como servidor público y como hijo de servidor público, me da coraje la generalización y la reducción de lo público a corrupto”, sentenció Meade al responderle a Juan Pablo Becerra Acosta, y hasta reviró que los exgobernadores de Veracruz y Quintana Roo están en la cárcel gracias a su función en la Secretaría de Hacienda.

Bien dicen que a quien le queda el saco que se lo ponga… Y es que si por algo se molestó Meade fue porque sacaron sus trapitos al sol y no supo responder ante la lluvia de preguntas “incómodas” para el candidato de Partido Revolucionario Institucional.

En la última parte de la entrevista, Meade abundó sobre la estrategia de inseguridad pública y el combate al crimen organizado.

Sin embargo, volvió a molestarse con Puig cuando el reportero le recordó que los errores cometidos en este sexenio fueron por decisiones tomadas por Peña Nieto, como el hecho de desaparecer la Secretaría de Seguridad Pública para dejarla en la Secretaría de Gobernación.

“Tú crees que la política pública es una cosa de nombres y apellidos”, le reprochó Meade.

El candidato del PRI rechazó la posibilidad de la amnistía porque lo que ha cambiado es “la estructura de ingresos del crimen organizado” y “con la delincuencia organizada hoy no puedes tener diálogo”.

 

 

 

 

 

Comments

comments