39.1% de la población mexicana no puede comprar la canasta básica

Ciudad de México.- El ingreso laboral que obtienen cuatro de cada diez hogares en el país no alcanza para que cada integrante disponga de 35 pesos diarios en el campo y 49 pesos en la ciudad para comprar la escasa lista de alimentos necesarios para sobrevivir.

Es más, según los datos actualizados del organismo, el número de personas cuyo ingreso no alcanzó para comprar la canasta alimentaria creció en los estados más pobres del país: Chiapas, Oaxaca y Guerrero, donde más de seis de cada diez habitantes tuvieron ingresos menores que el precio de la canasta alimentaria.

El gobierno nos vende el derecho “universal” que tenemos al bienestar social; aunque en la realidad nuestro derecho se desvanece.

Los recursos no están llegando a los pobres, a pesar de que se lastimó al sector productivo porque el aumento de impuestos implica menos ganancias y menos recursos para inversión.

¿A dónde fue a parar ese dinero?

Seguramente renglones que no serán revisados: corrupción, dispendio, glamour gubernamental, ineficiencia, burocracia, etcétera.

Pero mientras del otro lado están los pobres, lastimosa mayoría de mexicanos, que son fundamentalmente mujeres y niños, condenados desde ya a vivir al margen de cualquier proyecto nacional, y excluidos de todo.

El combate a la pobreza debería ser la razón primera de un Gobierno. Nada puede darse mientras haya pobres, y menos si son mayoría. En México, lejos de disminuir, la pobreza ha aumentado.

Comments

comments