Los diputados aprueban quitar el fuero en el próximo sexenio

La Cámara de Diputados decidió este 19 de abril que era el momento oportuno para quitar fuero constitucional a los funcionarios públicos a partir del próximo sexenio. Con algunas salvedades: los investigados no deberán ser necesariamente removidos de su cargo y sus juicios deberán apegarse al proceso.

Los diputados aprobaron ese cambio, pero el próximo martes 24 de abril deberá ser revisado por la Cámara de Senadores para su votación. Esos legisladores aún pueden hacerle cambios, mismos que tendrían que ser revisados por los diputados.

No obstante, el candidato priista José Antonio Meade señaló en redes sociales que “su propuesta de quitar el fuero” ya había sido aprobada y luego comenzaron a manejarlo como la #LeyMeade.

Pero no fue el único. Ricardo Anaya, candidato panista a la Presidencia, dijo que “gracias a los diputados de Acción Nacional, Movimiento Ciudadano y de la Revolución Democrática “ se había logrado esta medida.

Y, claro, el apoyo digital al morenista Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recordó que esa es una añeja propuesta del mismo.

Es decir, la decisión legislativa tuvo apoyo por todos los frentes. Hasta el momento. Habrá que considerar que quitar el fuero es un elemento que también atañe a ministros de la Suprema Corte, al presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), al auditor superior de la Federación y al fiscal general de la República, entre otros.

En un contexto legal, el fuero es un derecho constitucional, que se otorga a algunos cargos públicos y de gobierno, para evitar que se les hagan acusaciones que carezcan de fundamento legal. También ha sido usado para equilibrar los poderes del Estado dentro de un régimen democrático.

Como parte de un manejo incorrecto del privilegio, en algunas ocasiones se usó por servidores públicos para evitar consecuencias legales a pesar del manejo incorrecto del cargo.

Retirar ese privilegio fue lo que aprobaron los diputados, por unanimidad. Ahora los senadores deberán revisar su parte y luego también los congresos estatales, ya que se trata de una reforma constitucional y, por lo tanto, requiere la aprobación de la mayoría en el toda la estructura legislativa.

Comments

comments