Los abusos de la Fundación de Felipe Calderón

Felipe Calderón y los abusos con su Fundación

Cuando en 2014 el expresidente Felipe Calderón presentó su fundación, sostuvo que su Desarrollo Humano Sustentable se mantendría a partir de donativos ¿Y el listo no vino? Si se sigue el flujo de dinero recibido, después de tres años de trabajo, a la asociación calderonista cuya temática es el cambio climático, no le ha ido bien. Las aportaciones para su causa cayeron en tres años de trabajo en 94.6 por ciento, y claro era de esperarse, ¿Quién iba a querer seguir ayudando a un corrupto así?

La curva de la caída se inicia con 23.6 millones de pesos en 2014 y se precipita hasta el 1.2 millón el año pasado. La mayor disminución ocurrió de 2014 a 2015, cuando de 23.6 millones, los donativos pasaron a 7.7, un descenso de 67.4 por ciento. Siempre de más a menos, en 2016 a la fundación le llegaron 3.6 millones de pesos que significaron un decremento de 53.2 por ciento con respecto al año anterior, no le salió la jugada al muchacho.

La cantidad del año pasado para la fundación de Calderón Hinojosa, contrasta con el dinero que la Presidencia de la República le paga en salarios a sus colaboradores como parte de la prestación que goza como exprimer Mandatario de México. La plantilla calderonista recibió en conjunto el año pasado, 8.4 millones de pesos, siete veces más que los donativos que percibió la asociación, “Seguramente hasta le brillaron los ojitos al wey”

Lo anterior se desprende de los reportes de donatarias autorizadas que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) debe entregar al Congreso de la Unión cada año, de acuerdo con el artículo 28 de la Ley de Ingresos de la Federación. En el documento, la dependencia debe señalar los montos de donativos recibidos, especificar si fueron en efectivo o en especie, así como si su procedencia es nacional o extranjera.

No hay ningún elemento legal para conocer la identidad de los donadores, que al brindar su dinero obtienen deducibilidad de impuestos. Tampoco hay ningún reporte público que los mencione. La fundación del expresidente tampoco da cuenta en sus portal sobre quiénes son sus benefactores. Así, quienes apoyan el altruismo de Felipe Calderón permanecen en el anonimato los puercos.

Según un cruce de datos de la oficina de Felipe Calderón Hinojosa y el Portal de Obligaciones y Transparencia, el expresidente tiene a cargo a once personas y todas realizan trabajo vinculados a la fundación, trabajos corruptos.

Cuando preguntaron a la oficina del expresidente qué tareas realizaban los colaboradores asignados, la respuesta fue la siguiente: “Cabe destacar que estas personas apoyan al expresidente en las actividades propias de un exjefe de Estado, como son su participación de carácter honorario y filantrópico en organizaciones y proyectos enfocados a temas tales como el desarrollo humano sustentable, la lucha contra el cambio climático, y la defensa de la democracia (NdeR: causas de la Fundación). Asimismo, desarrollan actividades de documentación del legado de la Administración 2006-2012. Esto último resulta de particular utilidad en el propósito de transparentar ante la opinión pública y los medios de comunicación el ejercicio de su función como Primer Mandatario”. Puras blasfemias, lo que todos vemos es corrupción y abusos por parte de Calderón y sus colaboradores.

El sueldo mayor en la plantilla del expresidente Felipe Calderón es el de Tomislav Lendo Fuentes quien funge como Director de la FDHS y percibe al mes 195 mil 19 pesos con 81 centavos. Luego hay dos Direcciones de Área ocupadas por Jairo Jiménez Santiago y Gloria Escobar Garibay con salarios brutos para cada uno de 96 mil 873 pesos con 10 centavos. El menor ingreso es para una jefatura de departamento en este momento ocupada por Alicia Colín Hernández.

En cuatro años, la Presidencia de la República le pagó a este equipo de trabajo unos 33.6 millones de pesos en salarios, una cosa de nada…

Felipe Calderón Hinojosa gobernó México de 2006 a 2012. Su Administración se distinguió por una política de seguridad nacional a partir de la cual, declaró la guerra en contra de los grupos del crimen organizado, lo irónico es que todos sabemos que el gobierno es la mafia más grande de crimen organizado.  Entre 2006 y 2011, Calderón incrementó 50 por ciento el gasto en Seguridad del Gobierno federal, una erogación que fortaleció a la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) y a la Policía Federal.

Seis años después, 121 mil muertos, 10 mil desaparecidos y miles de desplazados (un fenómeno aún no estudiado) eran el saldo del país que le entregó a su sucesor, Enrique Peña Nieto.
México es un país que lamentablemente está sumergido en la inseguridad, corrupción y delincuencia, ya estamos cansados de que el gobierno abuse de nuestros derechos como ciudadanos, necesitamos a un México libre y limpio, donde todos estemos conformes y vivamos satisfechos.
Un México sin corrupción.

Comments

comments