Tras 6 meses, persisten obstáculos en la Ley General contra la Tortura

Ley General contra la Tortura

A seis meses de la expedición de la Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, persisten obstáculos para la implementación de la Ley General contra la Tortura en el país.

De acuerdo con la ley, cada entidad tendría que tener una unidad especial para investigar la tortura, Escareño resaltó que ni siquiera funciona la Unidad federal, a lo que se suma la falta de presupuesto para operar esos mecanismos.

La impunidad ante violaciones graves a derechos humanos y los pendientes en la implementación de reformas que podrían combatirla, dominan en el apartado sobre México del Informe Mundial 2018 de Human Rights Watch.

En México no se aplica de forma completa el Protocolo de Estambul, instrumento internacional para determinar la existencia de tortura y dar indicios para una investigación eficiente y por supuesto, existe impunidad y corrupción.

Las cifras son sorprendentemente tristes: en México no se aplica de forma completa el Protocolo de Estambul, instrumento internacional para determinar la existencia de tortura y dar indicios para una investigación eficiente.

La tortura es un instrumento de control social para generar miedo en la sociedad y para afectar a colectivos específicos como la sociedad organizada y es preocupante y desesperante que las autoridades no sean eficientes para contrarrestar esto.

La indiferencia ante el dolor y sufrimiento del otro es algo cada vez más común en la sociedad mexicana; lo peor es que escuchar sobre algún tipo de violencia se vuelve cotidiano.

 

 

 

 

Comments

comments