¿Qué podemos esperar de las próximas elecciones?

En medio de la batalla electoral del 2018, las noticias falsas o “fake news”son utilizadas como armas de ataque político. Y eso que aún no llegamos a las campañas dirigidas a todos los mexicanos, incluso el El Instituto Nacional Electoral (INE) reconoció que no tiene la capacidad para reaccionar ante las noticias falsas de cara a las elecciones presidenciales.

¿Con eso pretenden que tengamos un proceso limpio y justo?

Muchas elecciones en México tuvieron un lado oscuro. Asesinaron a candidatos, fluyó dinero ilícito y se interrumpieron misteriosamente los recuentos de votos.

Entonces, cuando los analistas dicen que las elecciones presidenciales del año que viene podrían estar entre las más sucias de la historia, vale la pena prestar atención. El estándar es alto.

Ni siquiera comenzó la campaña oficial y el PRI, el partido que gobierna México, ya fue acusado por los organismos de control electoral. El partido tiene la maquinaria política más aceitada de México y también es profundamente impopular, una combinación peligrosa.

Octubre fue el mes más violento del siglo en materia de homicidios, por encima del pico de la guerra contra las drogas de la década pasada.

Los analistas afirman que se agravaron las luchas intestinas entre grupos criminales tras el arresto de líderes fundamentales. Este mes, López Obrador sugirió la posibilidad de una amnistía para los líderes de los cárteles.

José Woldenberg, un exregulador electoral, dice que probablemente la votación no exacerbe la violencia. Como ambas Cámaras del Congreso están en juego y habrá elecciones municipales en 30 estados, “nadie ganará todo y nadie perderá todo”, explicó. “Esto ayudará a amortiguar el impacto de los conflictos poselectorales”.

Otros expertos son menos optimistas. Un hackeo de sistema electoral mexicano, ya sea por el PRI en el Gobierno o un Gobierno extranjero como Rusia, es un riesgo importante, dice Tony Payán, director del Centro de México en el Instituto Baker de la Universidad Rice en Houston.

“No creo que el PRI esté por encima de manipular las elecciones, no solo comprando votos en la calle, sino también usando computadoras”, dijo Payán. El PRI no hizo declaraciones en forma inmediata.

Comments

comments