Asociaciones en Yucatán van contra de la energía eólica ¿Existen intereses ocultos?

Asociaciones en Yucatán van contra de la energía eólica ¿Existen intereses ocultos?

La energía eólica es la que se obtiene del viento. Es uno de los recursos energéticos más antiguos explotados por el ser humano, además de ser la más madura y eficiente de todas las renovables.

Los beneficios de ésta son amplios: No contamina, es inagotable y reduce el uso de combustibles fósiles, origen de las emisiones de efecto invernadero que causan el calentamiento global. Además, la energía eólica es una autóctona, disponible en la práctica totalidad del planeta, lo que contribuye a reducir las importaciones energéticas y a crear riqueza y empleo de forma local.

En la Península de Yucatán se construirán dos parques eólicos los cuales tendrán una capacidad de generar 60 megawatts de energía eólica, equivalente a iluminar 60 mil viviendas y con ello evitando la emisión de 180 mil toneladas de CO2 a la atmósfera.

Sin embargo, pese a los beneficios tanto para la sociedad local como para el ambiente, asociaciones se han manifestado en contra de estos parques, con el argumento de que esto dañaría los recursos y ecosistemas de la región, discurso contradictorio y sin fundamentos.

Este tipo de organizaciones con influencia de terceros, están en contra del progreso pues sólo velan por propios beneficios, dejando de lado el progreso y desarrollo económico de México.

Una de ellas es la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíimbal (Caminemos Juntos) cuyo objetivo es que la implementación de los megaproyectos en su territorio sea apegada a los derechos de los pueblos originarios. Sin embargo, esta asociación ataca todo tipo de proyectos y no busca una mejora ni económica ni en la calidad de vida de las personas.

Oponerse a este tipo de proyectos sólo frena el desarrollo funcional de la infraestructura y de los pueblos en donde se necesita fomentar otras maneras de activar su economía.

Generar energía limpia y renovable tiene grandes ventajas y sobre todo para la Península de Yucatán, donde además se crearán empleos y la economía crecerá. Con los ataques de estos grupos surge la interrogante de si en verdad protegen al medio ambiente o sólo tienen intereses propios ocultos que cuidar.

Comments

comments