EPN se lava las manos en la promulgación de la Ley de Seguridad Interior

EPN se lava las manos en la promulgación de la Ley de Seguridad Interior

Tras anunciar la promulgación de la Ley de Seguridad Interior, el presidente Enrique Peña Nieto advirtió que será la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la que decida si la norma se apega a la Constitución para entonces llevarla a su implementación.

“De acuerdo con nuestro marco jurídico, la Corte sólo puede pronunciarse sobre una ley una vez que ha sido promulgada, por tanto doy la bienvenida al análisis que en su momento lleve a cabo la Suprema Corte de Justicia sobre esta ley.

“Soy consciente de que este ordenamiento es especialmente sensible para la vida pública del país. Por eso no emitiré declaratoria de protección de seguridad interior en los términos de esta ley hasta que el máximo tribunal decida sobre su constitucionalidad”, indicó el
mandatario.

Qué fácil ‘echar la bolita’ a la Suprema Corte de Justicia y en caso de que se apruebe, que es lo más probable, todos los reclamos sean para los Senadores. Sin embargo, no hay que olvidar que Enrique Peña Nieto ha sido el encargado de proponerla. A poco tiempo de que Peña Nieto deje el poder, ésta será la joya para que cierre con fracaso absoluto su administración al frente de México.

Aceptó: “Durante la discusión y aprobación de la ley, por parte del Congreso de la Unión, distintas organizaciones de la sociedad civil, colectivos de derechos humanos y académicos han expresado que a su criterio el contenido de la ley es inconstitucional. En pocas palabras, le importa nada  lo que instituciones y personas capacitadas piensen al respecto.

“Aunque hoy en día, más que nunca se exige que las corporaciones policiacas de los tres niveles de gobierno actúen en estricto apego al marco normativo,y específicamente
con respecto a los derechos humanos”, comentó el gobernador de Puebla.

Y de verdad que parece que nuestros representantes políticos viven una realidad alterna a la que vive México, por eso se les hace fácil promulgar un ley que no puede cumplir con las necesidades de seguridad del país, pues lo que enfrenta rebasa lo que en verdad pueden ofrecer las autoridades mexicanas; ejemplos son muchos, y por supuesto la corrupción e impunidad están presentes en cada una de éstos.

 

 

Comments

comments