El recuento de los daños: Instituciones Gubernamentales y sus fallas en el 2017

Este año estuvo lleno de errores y actos corruptos por parte de las instituciones gubernamentales, que aunque no es novedad, cada vez es más preocupante. Un ejemplo claro de ello lo demostró la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) quién estuvo inmersa en el escándalo por un socavón en Paso Exprés, Cuernavaca, donde fallecieron dos personas.

Este acontecimiento acaparó los reflectores por más de un mes, pues entre la SCT y el Gobierno al mando, se ‘echaron la bolita’ para no asumir las responsabilidades pertinentes en el caso.

Recordemos que luego del grave accidente, la SCT informó sobre la realización de un peritaje con expertos de todas las áreas. Luego de que se cumpliera el plazo para publicar el informe sobre los resultados, la Secretaría solo ‘daba largas’ para evitar que se conociera lo que se determinó.

Luego del peritaje obtenido y por fin publicado, se dedujo que tuberías viejas tapadas con basura fueron la principal causa del socavón, dicha institución declaró errores: “A partir del resultado preliminar de la revisión técnica e investigaciones que la SCT ha realizado del Paso Express, así como de los dictámenes preliminares de peritos independientes, se han detectado posibles fallas, anomalías y omisiones de funcionarios públicos”.

Este caso sólo fue la gota que derramó el vaso para notar las inconsistencias de la SCT y sus funcionarios.En distintos estados de la República los casos de corrupción son una constante: En Colima, por ejemplo, con documentos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se señala el manejo irregular de recursos por más de 227 mdp con obras inconclusas, deficiencias técnicas y licitaciones irregulares.

Zacatecas fue señalado a nivel nacional como el estado con más observaciones recibidas en obras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, nuevamente por datos de la ASF; el ex titular del Centro STC de la entidad es investigado a la fecha por anomalías en la construcción de las carreteras Fresnillo-Valparaíso y Jerez-Tlaltenango, las cuales en conjunto alcanzaron los 207 millones de pesos de inversión.

El segundo estado con más obras emproblemadas es Michoacán. Resulta que durante un buen tiempo el delegado en Michoacán fue Roberto Cervantes,  acumuló el mayor número de quejas de todos sus homólogos. Una de sus hazañas son las obras viales que derivaron todas en escándalos por irregularidades que equivalen al menos a unos $30 millones de pesos… Ruiz Esparza, titular de la SCT, sólo lo cambió de estado, a Nuevo León donde siguió con las corrupciones.

Por si fuera poco, el temblor que sacudió a la Ciudad de México el pasado 19 de septiembre mostró también muchas construcciones ilegales y que no cumplían los requisitos para ser elaboradas… ¿Dónde estaba la SCT y los encargados de supervisar? No lo sabemos.

 

Comments

comments