El periodismo no es un crimen

La cifra de periodistas encarcelados en el mundo ascendió a 262 en 2017, el máximo nivel en la historia por segundo año consecutivo, según el informe anual difundido este miércoles por el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

El informe destacó que Turquía, China y Egipto continúan encabezando la lista de periodistas encarcelados por su labor informativa, en tanto que Estados Unidos y otras naciones de Occidente evitaron presionar a estas naciones para promover el respeto a la libertad de prensa.

Sin embargo al 1 de diciembre de 2017, 262 periodistas estaban en prisión en todo el mundo por su trabajo informativo, un incremento respecto del histórico nivel de 259 alcanzado en 2016, de acuerdo con el CPJ, organismo con sede en Nueva York.

Turquía se mantuvo como el país con el peor historial de periodistas presos, con 73 periodistas encarcelados por su trabajo, en tanto el gobierno turco continúa su campaña contra la libertad de prensa.

China y Egipto volvieron a ocupar el segundo y el tercer puesto, con 41 y 20 casos, respectivamente. Los tres países con el peor historial de periodistas encarcelados son responsables de encerrar en prisión a 134 periodistas, equivalente al 51 por ciento del total.

En una sociedad justa, ningún periodista jamás debe ser encarcelado por su trabajo ni por ejercer la crítica periodística, pero 262 periodistas están pagando ese precio. Debería causarles indignación y vergüenza a  los países que encarcelan a periodistas por lo que publican están violando el derecho internacional y deben rendir cuentas de sus actos.

 

Comments

comments