SCT autoriza abrir 2 carriles en Paso Exprés ¿Y los demás?

Ya para nadie es cosa nueva escuchar la palabra “socavón” cómo podríamos olvidar la enorme oquedad que hace algunos meses se abrió en el recién inaugurado Paso Exprés de Cuernavaca, mismo que además, cabe recordar, ocasionó la muerte de dos personas.

El día de ayer todos despertamos con la sorpresa de que luego de tres  meses por fin se habían abierto dos de los carriles de esta vialidad, lo que inmediatamente  nos hace cuestionarnos ¿Está listo? ¿Tres meses nos aseguran que un accidente de este tipo no volverá a ocurrir?

¿Acaso la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) puede asegurarnos que es completamente funcional y segura? Y que, justo por eso decidió que era hora de  reabrirse al público y no porque se mueren por borrar esta historia de los archivos y comenzar a cobrar porque bueno, ese era el fin ¿No?

Otra cosa que llama nuestra atención es que la circulación fue abierta incluso a camiones pesados y de doble remolque, esto a pesar de que, las tareas de reparación, que consisten en la edificación de un viaducto, continúan.

Los carriles conocidos como el cuerpo B de la autopista tardaron tres meses y 10 días en ser parcialmente reparados porque, de acuerdo con Héctor Castañeda Molina, director del Centro SCT Morelos, todavía falta excavar para retirar el relleno y el derrumbe del muro de contención.

Cabe recordar que un par de días después de que se abrió la oquedad, la SCT informó que un viaducto sería la solución definitiva. Mismo que contará con 48 metros de longitud, una sección transversal de 36 metros, tres claros, uno central de 24 metros y dos laterales de 12 metros, una losa de 20 centímetros de espesor, soportada sobre pilas de 1.5 metros de diámetro y una altura aproximada de 25 metros.  

Porque al parecer es muy lógico que una enorme construcción sobre el mismo piso reblandecido, solucione la aparición de socavón tras socavón. Según dicen esta obra estará terminada a inicios del 2018, sólo esperemos que su falta de sentido común no cobre la vida de más personas.

Sin lugar a dudas la labor de la SCT deja mucho que desear, pero lo que realmente nos indigna a todos es el hecho de que mueran personas, sólo porque a un par de funcionarios se les ocurrió que era buena idea ahorrarse un par de pesos.

Comments

comments