PVEM: Que siempre no vamos en alianza para 2018

A menos  de un año de las próximas elecciones presidenciales, las alianzas comienzan a trabajarse en los partidos políticos, sin embargo quienes ya se declararon listos para ir en solitario a la presidencial son los del Verde.

Tomando en cuenta que las mismas, se han convertido en un instrumento jurídico político que estos partidos manejan según su conveniencia. Algunos utilizan a las coaliciones para satisfacer su falta de certeza de triunfo, para garantizar el mayor número de votos que con los sumados les permita acceder al ejercicio del poder, sin importar lo contradictorio de sus plataformas políticas e ideología, en fin, de lo que se trata es de llegar al poder, aunque una vez alcanzado el mismo, terminen dejando de lado sus compromisos y confrontados por la lucha de posiciones e intereses.

En cambio, para los partidos chicos, las coaliciones sólo representan la oportunidad de no perder el registro, lograr los votos suficientes para seguir dentro del grupo de partidos políticos financiados con dinero del erario público, sobrevivir y sacar un mayor provecho en los acuerdos y pelear espacios para sus líderes dentro de los cargos públicos.

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) se declaró listo para ir solo en la contienda presidencial del 2018 “porque no es apéndice de ningún partido político”, sostuvo su vocero y dirigente nacional Carlos Puente Salas, señalado por el coordinador de los diputados de esa fuerza política, Jesús Sesma, como la persona con las “aptitudes absolutas” para convertirse en su abanderado presidencial el año entrante.

Y no dudemos que esta decisión tenga relación con que para el siguiente año, los partidos tendrán el presupuesto más grande en la historia, y obviamente al verde le tocará un gran pedazo de  éste. Además que Manuel Velasco, formará parte de la asamblea del PVEM como líder del consejo nacional, seguramente, en el PRI, lo dejaron de lado de los presidenciables y tomó el toro por los cuernos para no quedarse como el perro de las dos tortas.

 

Comments

comments