La corrupción en CONCANACO: tráfico de influencias, mal uso de dinero público e imposición de presidentes a modo…

Desde principios de año se dio a conocer que el Presidente de la Concanaco (Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo) a nivel nacional, ha cometido actos de conflictos de interés e, incluso, de mal uso de las recursos de su Cámara, muchos de los cuales provienen de los fondos del Inadem, que son recursos públicos.

Un grupo de afiliados expresaron su molestia porque presuntamente “se diseñó un programa para ayudar a los pequeños comerciantes, que tuvieran unas tablets para efectos de que pudieran registrar sus operaciones, aceptar tarjetas de crédito. Pero resulta que los recursos que entregan a la Concanaco se le asignan a la empresa del vicepresidente de Tecnología”.

Las autoridades de la Confederación vieron su agosto en este negocio redondo y fueron acusados por desfalco, con un monto que asciende a 51 millones 45 mil pesos por la compra de 15 mil tabletas de origen chino.

En esta acusación se vincula a Juan Carlos Martínez Domínguez, vicepresidente de Tecnología del organismo; también al actual presidente, Enrique Solana que con una de sus empresas fue proveedor de parte del servicio.

En síntesis, la Concanaco baja recursos públicos con el pretexto de un programa para beneficiar a emprendedores y microempresarios. Ellos mismos se autocontratan con dinero público y dan el servicio. Sin embargo, él aún sigue siendo Presidente del organismo.

Cínicamente estas acciones han sido reconocidas por el Presidente de Concanaco que dice que en el reglamento interior de Concanaco no hay ninguna mención sobre conflicto de intereses. Es decir, que como no viola sus reglamentos interiores (por deficientes) puede ignorar lo que a toda ética profesional y de manejo de recursos públicos refiere: conflicto de intereses, transparencia y rendición de cuentas, etc.

Por si fuera poco, Enrique Solana quiere impone a su candidato para tapar todas las irregularidades en el manejo de recursos, el Señor Ricardo Navarro que, además, se ha descubierto que no posee ninguna empresa registrada a su nombre. El que quieren imponer como líder de los Comerciantes de México no tiene ni un changarrito a su nombre.

El grupo de socios de Conanaco, denonminado Nueva Visión, ha informado que Solana ha impedido que otros candidatos se registren. Ha sido denunciado y, mientras el lento sistema de justicia en México resuelve, él ha decidido mantenerse como Presidente de Concanaco.

Increíble que hasta el momento ninguna autoridad haya tomado cartas en el asunto, como la Secretaría de Economía de donde se desprenden los fondos del INADEM, además que Concanaco es un órgano del Estado Mexicano. Lamentablemente así es como funciona todo en este país lleno de corrupción, tráfico de influencias y malversación de fondos para enriquecerse ilícitamente con el dinero de los mexicanos.

Comments

comments