La cereza del pastel

El influyente diario estadunidense The New York Times reveló los entretelones de una secta que maltrata a las mujeres, cuyo líder Keith Raniere y sus postulados inspiraron a Carlos Emiliano Salinas Occelli a encabezar su propia organización en México.

La investigación publicada por el rotativo, firmada por Barry Meier, revela la operación en Albany, un condado de Nueva York, de Nxivm (“nexium”), una secta secreta creada supuestamente para empoderar a las mujeres, pero que en realidad las sometía y explotaba sexualmente.

Es tanto el fanatismo que algunas personas que se han involucrado tanto con NXIVM han renunciado a todo: A sus carreras, familiares y amigos para convertirse en seguidores fieles de Keith Raniere.

Salinas Occelli fundó el Movimiento Inlak’ech por la Paz, AC, organización que, supuestamente tiene la aspiración de lograr un México “lleno de rostros sonrientes […] Donde podamos trabajar juntos, respetarnos y apoyarnos sin importar diferencias o crianza; un lugar en el que nos demos la bienvenida sin miedo, y donde los mexicanos nos veamos los unos a los otros con admiración y respeto”.

Aprovechando la situación del país esta secta tenía como fin “empoderar a las personas” mediante reglas muy estrictas.

Ahora el propio Emiliano de ha deslindado de una forma sutil, publicando la respuesta que dio esta secta en medios oficiales, seguramente tiene prohibido hablar del tema. Sin embargo, el escándalo está expuesto, en tiempos donde las mujeres son víctimas de acoso, incluso en Hollywood, violencia y asesinatos. Esto es lo que viene a rematar una serie de acusaciones que vulneran el papel de la mujer en el mundo ¿Qué estamos haciendo al respecto? ¿Ya todo está perdido?

 

Comments

comments