De chile, mole y pozole, todos se apuntan para la presidencial

Las candidaturas independientes son nuevas en la historia de México, desde  2014 que se presentaron los lineamientos para este mecanismo de elección, 85 candidatos independientes –siete mujeres y 67 hombres– se han registrado ante el Instituto Nacional Electoral (INE) como aspirantes a la Presidencia de México en las elecciones de 2018, así lo informó hoy el organismo.

Entre los muchos aspirantes, destacan María de Jesús Patricio Jiménez, la expanista Margarita Zavala, Pedro Ferriz de Con, Jaime Rodríguez y Armando Ríos Piter. El último aspirante fue registrado a las 23:59 horas y se llama Renato Sánchez. En el caso de las diputaciones federales, fueron 240 las solicitudes por la vía independiente pero solo procedieron 185. Al Senado van 38, pero el plazo de registro continúa abierto.

Por primera vez los mexicanos podrán votar por un aspirante a la presidencia sin partido,la mayoría “realmente preocupados” por el bienestar de la nación… ¿O no?

De acuerdo con el INE, los candidatos independientes “son aquellos ciudadanos que se postulan a algún cargo de elección popular y que no pertenecen a un partido político, con ello ejercen el derecho a ser votados”.

¿A qué se debe el boom de estas candidaturas para 2018? Independientemente de que la novedad sea atractiva es evidente que hay desencanto institucional, y que un afán generalizado de libertad está llevando a muchos ciudadanos a renunciar a los partidos políticos. Hay que tomar en cuenta que se trata de candidaturas sin el respaldo de las maquinarias estructurales de los grandes partidos.

El número desorbitado de independientes es proporcional al hartazgo ciudadano, a la crisis de los partidos, a la desesperación de los mexicanos por las mediocres gestiones de los Peñas, los Manceras, los Gracos, etcétera. Es también proporcional al oportunismo electorero y a las estrategias de algunos vivales.

Lo bueno de esto, es que tantos independientes no le cuestan al pueblo mexicano, cada uno debe financiar sus gastos y campañas, ahí se verá cuánto empeño le pondrán a su cometido.

Comments

comments