Periodista asesinado en Veracruz estaba amenazado de muerte por exalcalde

conspi

Cándido Ríos Vázquez, periodista asesinado en Veracruz, estaba amenazado de muerte por el exalcalde y excandidato del PRI a la Alcaldía de Hueyapan de Ocampo, Gaspar Gómez. “Te voy a matar, pinche reportero”, le decía donde quiera que le encontraba, lo que le llevó a poner diversas denuncias en su contra y a pedir protección del mecanismo para de periodistas del Gobierno federal de la Secretaría de Gobernación.

Los asesinatos y constantes amenazas cometidas contra los periodistas en el país demuestran el deterioro del ejercicio pleno de la libertad de expresión. Cándido Ríos se convirtió en el décimo periodista asesinado durante el 2017.

“Pabuche” se ganó la enemistad del Alcalde en cuestión después de la desaparición del regidor Leovigildo Ciau Medina, quien se había peleado con el presidente municipal y éste le lanzó amenazas de muerte. “Pabuche” lo sabía y así lo publicó en Diario de Acayucan, lo que al poco tiempo le acarreó acoso y persecución de la policía de Gaspar Gómez, un aliado y protegido del exgobernador Fidel Herrera.

En un comunicado, El Diario de Acayucan, para del que Cándido Río era  corresponsal, condenó los hechos y exigió una investigación. Dijo que el periodista regresaba de un café internet de hacer el envío de sus notas para la edición cuando encontró a unos amigos a los que pasó a saludar. En ese instante, sujetos armados arribaron para quitarles la vida.

Asesinados afuera de sus casas, sentados en sus autos, saliendo de un restaurante o mientras hacían un reportaje, por hombres armados que desaparecieron sin dejar rastro. Es la realidad que viven los periodistas en México. Por si fuera poco, las personas que deben proteger la vida e integridad de cualquier ciudadano son los primeros en amenazarlos; el Estado no sólo es incapaz de realizar su trabajo, sino que son exponentes  de la corrupción e impunidad que día con día aumenta en México.

 

Comments

comments