Hospital del Ajusco tira por error el cuerpo de un recién nacido a la basura

Obebe

Personal de limpieza del hospital Ajusco Medio, tiró por descuido el cuerpo de una bebé recién nacida a la basura. ¡Cómo es posible que pase esto! cada vez vivimos en un país más crudo.

El cuerpo fue encontrado envuelto entre sábanas en el basurero del hospital ubicado en la delegación Tlalpan, por lo que se dedujo que el personal de intendencia no se percató de que el cuerpo de la menor estaba en un depósito de sábanas sucias, al parecer el personal no está lo suficientemente capacitado lo que nos hace pensar que contratan a cualquier tipo de gente.

Aunque el hospital ha querido justificarse y ha asegurado que la muerte de la bebé se dio en el útero de la madre antes del parto, los padres de la niña aseguran que esta murió debido a la negligencia de los médicos del hospital.

De acuerdo con declaraciones de la señora Verónica Martínez, abuela paterna de la niña, fue el lunes que su nuera de 29 años de edad, ingresó al hospital con dolores de parto advirtiendo al personal médico que la bebé parecía no tener signos vitales.

Pese a la advertencia, el personal atendió a Ana Laura Martínez, nombre de la paciente, hasta cuatro horas más tarde, lo que nos hace pensar, prácticamente tenemos que llegar en fase terminal para que nos puedan atender en dicho hospital.

Luego de atender a la joven, notificaron a los familiares que la bebé había nacido muerta.

Ante la noticia los familiares pidieron ver el cuerpo, sin embargo los médicos no pudieron presentarlo pues no lo encontraban, al parecer lo desecharon como si fuera cualquier cosa.

Personal del hospital comenzó la búsqueda del cuerpo en diversos espacios y fue hasta horas más tarde que un empleado de limpieza (que casualidad) dio aviso de que el cuerpo había sido encontrado en un contenedor de basura.

La Secretaría de Salud capitalina emitió un comunicado en el que explica que el cuerpo fue trasladado al área de patología donde se encuentran las gavetas donde se colocan los cadáveres.

Pero una mujer asignada a la limpieza del área sacó el cuerpo del bebé y lo depositó en el contenedor de basura, aparentemente sin darse cuenta de que estaba envuelto en sábanas, o hasta el momento es lo que nos han hecho creer.

“Ante esta situación, se dio aviso a la PGJ con el objetivo de levantar las actas correspondientes, que se realice una investigación y deslinde de responsabilidades”, precisa el documento.

El gobierno de la Ciudad de México ofreció una disculpa a los padres con el compromiso de llegar hasta las últimas consecuencias, como si eso fuera suficiente, así como todo el apoyo a la familia para cubrir los gastos del servicio funerario, además del apoyo médico y psicológico que se requiera.

No es posible que nuestro país cada vez se encuentre ante estas situaciones y que nuestras autoridades lo tomen a la ligera como si no fuéramos nada. No basta una simple disculpa con algo que marca la vida de las personas.

Comments

comments