Salvador Caro, Comisario de Seguridad Pública de Guadalajara, reprueba exámenes de control y confianza

salvador_monitor_nacional

Ciudad de México.- Salvador Caro, Comisario de Seguridad Pública de Guadalajara tendrá que decirle adiós a la Comisaría de la Policía Preventiva Municipal del estado, debido a que no aprobó el examen de control y de confianza que presentó.

Lo peor del caso es que Caro no aprobó el examen en dos ocasiones, es decir, tuvo una segunda oportunidad para demostrar ser una persona confiable y no lo logró, por ello deberá dejar su cargo al frente de la seguridad del estado.

Es el colmo que la persona encargada de la seguridad de todo un estado no cuente con la principal característica que en teoría debería poseer cualquier servidor público: Confiabilidad.

¿Cómo podemos depositar nuestra seguridad en una persona que no inspira en lo más mínimo confianza? En este momento nuestro país vive los más grandes índices de violencia y las autoridades no parecen hacer nada para procurar el bienestar de la población a quien se supone sirven.

Lo único mínimamente plausible de este caso, que sin temor a equivocarme, es uno de miles en nuestro país, es que Salvador Caro dejará su cargo, dándole oportunidad a alguien más “confiable” de hacer lo que él no pudo.

Las cosas deberían ocurrir así, si esto no fuera México, pero como buen país corrupto lleno de mentiras, el Gobierno de Guadalajara anunció que Caro había aprobado el examen y que la información filtrada era totalmente falsa, a lo que sólo me queda decir ¿A quién le creemos?

Comments

comments