Más asaltos, menos seguridad en el país

autobus

Ciudad de México.- Luego de que se diera a conocer el caso de Rosa Margarita Ortiz Macías, quien mediante un video denunció haber sido víctima de un ataque sexual por parte de dos sujetos que subieron a un autobús que se dirigía a la salida de la Ciudad de México…la historia se ha repetido.

Mediante un video tomado por tres cámaras de seguridad de un camión de pasajeros, se aprecia que éste sufre un atentado -casualmente- con el mismo modus operandi denunciado por Ortiz Macías.

Esto ocurrió el pasado 10 de junio, aproximadamente a las 21:50 horas, en la carretera México-Querétaro cuando un sujeto con una pistola comenzó a golpear la ventana del camión, pidiendo al chofer que abriera. Tras la presión, el asaltante disparó al vidrio y logró abrir la puerta, para posteriormente instalarse en el vehículo y junto a otro hombre asaltarlo.

Esto no termino aquí, pues tras el botín, obligaron a los hombres a desplazarse a la parte trasera del camión y revisaron a las mujeres, a una de las cuales golpearon y abusaron sexualmente de otra.

8 minutos fueron suficientes para que dos delincuentes cambiaran la perspectiva del trayecto de los pasajeros, 8 minutos donde la impotencia e impunidad resaltaron nuevamente en uno de los tantos casos que ocurren diario en nuestro país, 8 minutos que se resumen en tantos años de desperdicio donde el gobierno no ha hecho absolutamente nada por la seguridad de los mexicanos.

“Hago un llamado al presidente, a la procuradora porque es mujer, porque quiero que me entienda lo que acaba de pasar. Fui violada, fui golpeada dentro de un autobús ETN. Me violaron, me encañonaron y me golpearon, esto no puede pasar”, así pedía ayuda Rosa Margarita a las autoridades mediante un video.

¿Acaso no funciona la denuncia, no funciona la evidencia, o a qué grado tenemos que llegar para que el gobierno tome las riendas de estos casos?

Antes, se aconsejaba a la gente que en caso de sufrir asaltos, simplemente entregaran sus pertenencias y no miraran a los ojos al delincuente…ahora te aconsejan que prácticamente vayas armado a cualquier lado, porque se está haciendo costumbre hacer justicia por mano propia.

A eso nos está orillando el gobierno y lamentablemente, este es el México que estamos viviendo…aquel donde ya no puedes salir a las calles sin sospechar de cualquier persona que esté en tu camino ¡ya basta!

Comments

comments