Las nuevas broncas de “El Bronco”

Bronco

Ciudad de México.- A tan solo siete meses de iniciar su gestión como gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, se ha visto envuelto en situaciones de crisis, incumplimiento y lo que se ha convertido en la peor tragedia en la historia de las cárceles del país.

El pasado miércoles, alrededor de las 23:30 horas, ocurrió un enfrentamiento entre reos del penal de Topo Chico, que comenzó con un incendio de una bodega. A pesar de que éste fue controlado a las 02:00 horas del día de ayer, los elementos del Ejército (que no intervinieron por cancelar el acuerdo con fuerzas de federales para la custodia de penales), no pudieron controlar la masacre que se dio entre dos grupos de reclusos liderados por Jorge Iván Hernández Cantú, “El Credo” y Juan Pedro Zaldívar Farías “El Z27”.

Esta riña dejó un saldo de 49 muertos y 12 heridos, cinco de ellos de gravedad, señaló Rodríguez. Sin embargo, horas antes, afirmaba que había 52 muertos ¿incongruencia o disfraz? Por ello -certeramente-, en la Cámara de Senadores y en la de Diputados, señalan que la actitud del gobernador ha sido titubeante, y aseguran que está más preocupado por su futuro ¿en dónde quedó su compromiso?

Al parecer el hecho de ser independiente ya dejó de ser un “plus” para el “político”, ya que resultó igual de incumplido que los afiliados a partidos, pues recordemos que en marzo del 2014, firmó de puño y letra un documento donde se comprometió a retomar el control de las cárceles de Nuevo León y hasta resolver los problemas del interior de los centros penitenciarios. Sin embargo -como era de esperarse-, falló.

La Presidenta de la Organización “Causa en Común”, María Elena Morera, reveló al diario “El Financiero”, que en la administración de “El Bronco” se firmó un convenio con la Federación para que militares mantuvieron el control en las aduanas y periferia de las presiones de Nuevo León”. No obstante, dicho convenio nunca se renovó. “No sólo no renovó el convenio, con lo que se dejó de contar con la presencia de 600 elementos del Ejército, sino que no se reforzó con la Fuerza Civil la seguridad en los penales”. destacó la titular.

Pero no todo es desgracia, pues luego de que sucediera la riña, en conferencia de prensa, “El Bronco” recalcó que ningún preso había escapado ¡claro! porque seguramente los ciudadanos tenían la preocupación de que un reo saliera. Como si no supiéramos que los verdaderos canallas se visten de traje, son expertos “en discursos motivacionales”, presumen una moral intachable y están detrás de los altos mandos del Gobierno.

A ver en qué momento se le antoja a las autoridades federales y locales terminar con la sobrepoblación de cárceles, corrupción y autogobierno, pues hasta la fecha sus actuaciones sólo han servido para seguirnos burlando del absurdo gobierno.

Comments

comments