Kate del Castillo y Sean Penn “salvando” a México

kate-metrics

Ciudad de México.- Luego de que fuera capturado el capo más buscado, Joaquín “El Chapo” Guzmán, el pasado viernes, la administración de Enrique Peña Nieto, se engrandeció con este “destacable” logro, que más bien debería ser considerado como una obligación y por supuesto, un “logro” atrasado.

Sin embargo, esto no fue lo más sorprendente de la historia, pues el capo no fue quien resaltó esta vez. Al contrario, la actriz mexicana -quien también hizo el papel de la famosa narcotraficante, Teresa Mendoza “La Reina del Sur”-, Kate del Castillo, nos sorprendió a todos, pues probó ser la mejor publirrelacionista del país.

Siendo el enlace entre “El Chapo” y el periodista Sean Penn, Kate logró concretar una entrevista para que el capo contara sus inicios en el narcotráfico así como temas de sus negocios y por supuesto, su libertad.

Todas las preguntas que los mexicanos nos hicimos y que el Gobierno nunca pudo contestar, se encuentran en esta entrevista. Kate y Sean mostraron que así de fácil y sencillo fue mantener una charla con el “peor” narcotraficante de todos los tiempos.

Si un “simple” reportero y una “simple” actriz lograron esto, rompiendo cualquier filtro del Gobierno y sin necesidad de armas, entonces ¿por qué no ocupan cargos mayores?

Que pena para el Gobierno, que dos “simples” ciudadanos platicaban cómodamente con “El Chapo” mientras ellos se desvivían en operativos para encontrarlo y se movían por cielo, mar y tierra para cumplir con la absurda tercera reaprehensión.

Fuera de que el capo quisiera lograr una película autobiográfica para que el mundo conociera su historia, destaca la impecable labor de estos ciudadanos al obtener información inédita sin que el Gobierno dijera nada.

Tal vez, necesitamos que este tipo de personas se conviertan en los altos mandos del país, pues si lograron “rebasar” a las autoridades, entonces propongamos a Kate del Castillo como Procuradora y tal vez a Sean como Presidente pues si aportan más al país fuera de las corrupciones del Gobierno, ¡bienvenidos sean!

Comments

comments