#JusticiaParaÓscar: privan de libertad a estudiante

JusticiaParaOscar

Ciudad de México.- Lamentablemente, no es sorpresa saber que en México, cientos de injusticias se viven día a día. No solo en las calles, no solo a trabajadores y no solo a los jóvenes.

Tal es el caso de Óscar Álvaro Montes de Oca, un Licenciado en Sociología por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), de 23 años de edad, quien desde el pasado viernes 31 de julio se ha visto envuelto en una serie de injusticias por parte del gobierno.

Todo comenzó cuando Óscar regresó a México tras pasar unas vacaciones en Sudamérica, donde visitó a sus excompañeros de la Universidad Nacional de Quilmes en Argentina.

Óscar voló de Argentina a México, haciendo escala en Colombia y Perú. Cabe destacar que cuando documentó su maleta en Argentina, pesaba 10 kilos.

Al momento de llegar al aeropuerto de la Ciudad de México, fue a buscar su equipaje en la banda de maletas pero no la encontró, así que reportó lo sucedido y agentes aduanales le entregaron de forma agresiva una maleta que no correspondía con el peso y color de la suya, pero que casualmente fue registrada con su nombre.

A pesar de que aseguró que la maleta no era suya, le informaron que ésta contenía 20 kilogramos de cocaína, por lo que fue detenido. El lunes pasado fue trasladado injustamente a un penal federal de Nayarit donde hasta hoy continúa detenido, ya que las autoridades no han hecho absolutamente nada para arreglar este hecho.

No es la primera vez que en México se presentan estas situaciones, recordemos que también está el caso de la maestra Ángel de María Soto, quien fue acusada de llevar una maleta con 10 kilos de droga o al contador Ernesto de la Torre, quien hace casi dos años fue víctima de una injusticia, ya que pusieron 20 kilos de cocaína en su maleta.

Es una pena que una situación tan delicada le pueda pasar ahora a cualquier joven honesto, pero da más vergüenza saber que el gobierno no le toma la suficiente importancia a este tipo de irregularidades, que aparentemente se están volviendo repetitivas.

No cabe duda, que para inculpar a inocentes son muy “diplomáticos”, pero ¿qué tal para atrapar a los verdaderos delincuentes? Pregúntenle al Chapo, quien ya casi cumple un mes gozando de su libertad.

Comments

comments