Normalistas piden ayuda al narco para encontrar los cadáveres de sus hijos

narco

Ciudad de México –  Cuando la ficción alcanza a la realidad, nos damos cuenta de lo grave de la situación actual de nuestro país, alcanzar un momento histórico de una violencia tan carente de sentido, en la que el gobierno asesina a sus ciudadanos y las autoridades responsables de impedir esta clase de situaciones, cínicamente dan carpetazo al asunto y el  poder ejecutivo invita al pueblo a olvidar y seguir adelante.

En un gobierno de violencia sin límites los padres de los normalistas, agotados y hartos de los constantes abusos de la autoridad asesina, han decidido dirigir sus suplicas de justicia a otros oídos; los del crimen organizado.

La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y el Movimiento Popular Guerrerense (MPG) respaldaron la decisión de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa de pedir el apoyo del líder del grupo criminal: Los Rojos, Santiago Mazari Hernández, “El Carrete”, para la búsqueda de sus hijos.

Luego de que el martes familiares de los normalistas expresaran en carteles colocados cerca de Iguala que están dispuestos a reunirse con el presunto capo para obtener información sobre el paradero de sus hijos, Manuel Salvador Rosas Zúñiga, integrante de la Comisión Política de la coordinadora, señaló que, aunque se trata de un tema muy delicado, “cuentan con nuestro respaldo total”.

Afirmó que ante la falta de certezas y de resultados, los familiares “tienen derecho de recurrir a cualquier medio. “Entendemos que los padres están desesperados porque no hay ninguna autoridad que les dé la información necesaria, mucho menos, la verdad sobre los hechos de Iguala”, puntualizó el líder magisterial.

La aparente ineptitud del Estado Mexicano, no es más que una burla, la realidad es que las autoridades son criminales con un cargo político, nada más, vulgares asesinos ebrios de poder que sin el mayor tiento desaparecen con lujo de violencia a quienes interfieren en sus codiciosos proyectos ilícitos.

Ante una situación tan kafkiana como esta, el hecho de pedir ayuda a un conocido grupo criminal no es de sorprender, puesto que lo único que han hecho los ciudadanos de guerrero ha sido cambiar de grupo criminal, la única diferencia es que quizá el grupo de Los Rojos  les de mejores resultados, que el grupo criminal que gobierna de manera “legítima” al estado de guerrero.

Con información de Vanguardia

Comments

comments