Se entregan líderes de las autodefensas en México

autodefensas

Ciudad de México- Varios integrantes de la Fuerza Rural, creada para desmovilizar a las autodefensas de Michoacán, se entregaron el martes a la justicia tras un enfrentamiento entre diversas facciones que dejó un saldo de 11 muertos.

Oscar Salazar, abogado de Luis Antonio Torres -más conocido como “Simón el Americano”- dijo poco antes de que su defendido abordase un helicóptero rumbo a prisión que “se nos facilita que el otro grupo ya está detenido”.

Se refería a Hipólito Mora, también comandante de un grupo de la Fuerza Rural y uno de los fundadores del movimiento de las autodefensas que se entregó a la procuraduría junto con 26 de sus hombres la tarde del sábado.

El 16 de diciembre, el grupo liderado por Torres circulaba por una carretera cercana al municipio de la Ruana, en el estado de Michoacán, y el grupo liderado por Mora ocupaba una barricada a la entrada del municipio cuando se desató una balacera que dejó 11 muertos.

Mora acusó al grupo de Torres de haberlos atacado sin provocación previa. Torres culpó a Mora de lo mismo.

Las autoridades requirieron las armas de todos los miembros de la Fuerza Rural que participaron en el enfrentamiento y tres días después Alfredo Castillo, comisionado federal de Seguridad de Michoacán, informó que los 56 participantes en los hechos debían presentarse ante la justicia y que quienes no lo hicieran serían obligados a asistir por las fuerzas del orden.

Mora fue el primero en entregarse tras poner como condición que se le permitiera participar en el novenario por la muerte de su hijo, uno de los fallecidos en el enfrentamiento. Una vez rezado el último rosario, se dirigió el sábado a un campo de fútbol junto con 26 de sus hombres donde abordaron un helicóptero que los trasladó al penal de Mil Cumbres en Morelia, capital del estado.

Ahora Torres ha hecho lo mismo tras “presentar un plan para salvaguardar su seguridad” y “como parte de mi estrategia de defensa”, dijo su abogado en una entrevista con una televisora local en la que confirmó que serán internados en el mismo penal que sus rivales.

Con Torres se entregaron nueve de sus hombres. Eso significa que sumados a los que se entregaron del grupo de Mora, el total de detenidos es de 37 frente a las 56 órdenes de detención cursadas. Se desconoce el paradero de 19 hombres que deberían entrar en prisión junto a sus líderes.

La estrategia del gobierno federal para terminar con el levantamiento armado en Michoacán comenzó en mayo con la desmovilización de las autodefensas, un movimiento de agricultores y ganaderos armados con fusiles de asalto formado a principios de 2013 y que ha logrado en gran medida expulsar a los Caballeros Templarios -un grupo delictivo que azotaba la región-.

Con ese objetivo se creó la Fuerza Rural, una corporación donde miembros de diversos grupos de autodefensas, entre los que se encuentran los que se enfrentaron, recibieron uniformes, armas e investidura estatal y que desde entonces ha generado constantes problemas.

La situación es tan confusa que las versiones de los implicados contradicen la ofrecida por la jueza del caso, María Consuelo López.

“Están acusados por homicidios calificado en agravio de 10 personas. La única víctima de la que no se les imputa es la hija de Hipólito Mora”, dijo la magistrada el lunes en referencia al grupo de Mora, que en repetidas ocasiones ha acusado al grupo de Torres de trabajar para los Caballeros Templarios.

Pero el abogado de Torres afirmó que los muertos en el bando de su defendido eran seis.

Es la segunda vez en prisión para Mora, que fue detenido en marzo acusado de homicidio y posteriormente puesto en libertad sin cargos.

Comments

comments