Fundador de autodefensas y 26 seguidores se entregan a autoridades mexicanas

mora

Ciudad de México- Hipólito Mora Chávez, fundador de los grupos civiles de autodefensa del estado de Michoacán (suroeste) se entregó hoy con 25 de sus hombres y una mujer a las autoridades judiciales, once días después de un enfrentamiento a tiros en el que murieron 11 personas.

Mora y sus seguidores se entregaron a los policías ministeriales a las 14.00 hora local (20.00 GMT) en la comunidad rural de La Ruana, municipio de Buenavista Tomatlán, tras culminar una novena por su hijo mayor Manuel Mora Moreno, quien murió en el enfrentamiento, según constató Efe.

El fundador de las autodefensas, en declaraciones a la presa, antes de entregarse, confió en salir absuelto con sus seguidores al asegurar que ellos sólo dispararon al aire al ser atacados en una barricada de La Ruana por hombres armados dirigidos por Luis Antonio Torres “el Americano”.

La Procuraduría de Justicia (fiscalía) de Michoacán obtuvo de un juez local 31 órdenes de detención contra Mora y sus hombres, pero de acuerdo con las autoridades tres de ellos optaron por no entregarse y uno más se encuentra herido de bala tras el tiroteo.

La fiscalía también consiguió 26 órdenes de captura contra “el Americano” y sus pistoleros, pero ninguno de ellos se ha entregado e incluso han protagonizado desde la noche del viernes una serie de cortes de carreteras de la región de Tierra Caliente de Michoacán, donde se ubica Buenavista Tomatlán.

El enfrentamiento se registró cuando hombres de Torres llegaron en vehículos a la barricada en La Ruana, donde dispararon rifles de asalto, lanzagranadas y pistolas contra el grupo de Mora.

En el enfrentamiento perdieron la vida seis hombres de “el Americano” y cinco de Mora.

El martes pasado, Alfredo Castillo, comisionado federal para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, advirtió de que Mora y Torres tenían hasta el viernes 26 de diciembre para entregarse y someterse en prisión a un proceso penal.

Las autoridades michoacanas concedieron al grupo de Mora un día más, que concluyó este sábado al terminar los rezos por el hijo del líder civil y los otros cuatro de sus seguidores que murieron en el enfrentamiento.

Hipólito Mora y sus hombres fueron trasladados en un operativo especial al municipio de Charo, donde fueron internados en el Centro de Readaptación Social “David Franco Rodríguez”, una prisión de mediana seguridad donde permanecerán al menos 72 horas mientras el juez define su situación jurídica.

Las autoridades estatales dispusieron dos helicópteros para trasladar a Mora y a los integrantes de su grupo a la prisión, en la que se encuentran los más peligrosos criminales de la región.

Mora se levantó en armas el 24 de febrero de 2013 para combatir a la organización criminal de los Caballeros Templarios, dedicada al narcotráfico además de homicidios, secuestros, extorsiones, abusos sexuales, robos y otros delitos.

Desde marzo pasado, Luis Antonio Torres inició una disputa por el control absoluto de la región de Tierra Caliente después de integrarse al grupo de autodefensa de Hipólito Mora y finalmente crear el suyo propio con narcotraficantes “arrepentidos”, lo que provocó una ruptura entre ambos grupos civiles.

El 7 de marzo aparecieron asesinados en un camino rural Rafael Sánchez Moreno y José Luis Torres, dos presuntos sicarios de los Templarios que se integraron en el grupo de autodefensa de “el Americano”.

Luis Antonio Torres acusó a Mora del doble crimen, por lo que el fundador de las autodefensas fue detenido el 11 de marzo y trasladado al penal de Mil Cumbres, donde el 16 de mayo fue liberado por un juez por falta de pruebas.

El 10 de mayo de 2014, el comisionado Castillo anunció la legalización de los grupos de autodefensa mediante su incorporación en la Fuerza Rural, una corporación policial creada específicamente con ese propósito.

Torres y Mora inscribieron a sus seguidores, pero el pasado domingo, 14 de diciembre, las autoridades notificaron a 300 miembros del grupo de “El Americano” que no aprobaron los exámenes de control y confianza, lo que provocó que estos protagonizaran bloqueos de carreteras en varios municipios.

En la región de Tierra Caliente vinculan a los 300 civiles reprobados con los Viagras, una agrupación de sicarios que sirvió por tres años a los Templarios y que se alió en enero pasado con “el Americano”.

Comments

comments